Skip navigation

Monthly Archives: agosto 2007

 

http://bizarrofilms.blogspot.com/2012/03/las-10-mejores-peliculas-de-zombies.html

 

Los 80 fueron una época muy productiva sobre todo en lo referido al cine fantástico y de terror, dejando alguna que otra joya muy de mi agrado. Aun así, no me considero como algunos,un obstinado seguidor de la mayor parte de este tipo de producciones en dicha década, ni tampoco Jóvenes Ocultos se encuentra entre mis títulos de cabecera, es más, la considero una horterada videoclipera. Pero a veces me gusta asomar la cabeza entre títulos más o menos olvidados de este género en busca de algo que como mínimo me entretenga y logre, segun mi criterio, ganarse el aprobado.

Rebuscando el otro día entre cintas olvidadas, di con Witchboard (Juego Diabólico), una entretenida película de terror que aborda con cierta seriedad el tema de la Ouija. Como muchas películas que se hicieron en aquella época, Witchboard está destinada al entretenimiento, pero como muchos sabréis esto no significa hacer un truño repleto de personajes planos y escenas vanales, sino una película que, pese a no profundizar en ciertos temas , consiga como mínimo su propósito dentro del género que toca sin insultar al intelecto del espectador, y en este aspecto el título que nos ocupa podría ser un claro exponente. Los jóvenes protagonistas, al contrario que en la mayoría de películas de este estilo tipo Viernes 13, no son inútiles sin cerebro que se pasean por la película esperando su turno para que los liquiden, sino personas normales aterrorizadas por un hecho escalofriante como es el contacto con el más allá mediante el tablero Ouija. Aparte, las escenas terroríficas están bastante bien resueltas, y el terror no está buscado a base de enseñar sangre, sino intentando mantener una atmósfera aterradora. Ah, y además el cartel que se hizo en su día para el film…magnífico.

Todo este protagonismo que le estoy dando a esta entrañable película ochentera, que en cierta manera puede parecer excesivo tratándose de una cinta que rasparía el aprobado y defrauda por esa parte final de la que personalmente esperaba más (suerte que posee uno de esos finales sorpresa típicos de los 80 que tanto me gustan), es lo mínimo que cabría esperar de una película perteneciente a uno de los géneros más vilipendiados en la actualidad, asqueado con tanto truño en forma de remake y demás horteradas dudosamente encuadradas en el género, y cuya búsqueda del terror se reduce a efectismos baratos y sustos aderezados con las subidas de volumen de turno.