Skip navigation

Monthly Archives: octubre 2007

Si buscamos entre las películas más infravaloradas de los 90, casi siempre acaba sonando este título, El último gran héroe, un film que no cuajó entre el público ni la crítica pese a contar con estrellas tan en boga en aquella época como Arnold Schwarzenegger. Pero por muy paradójico que pueda resultar, precisamente esa podría ser la causa de su fracaso en taquilla, el hecho de que el público buscara otro éxito de acción más del mazas austriaco, quien, para sorpresa de muchos, protagonizó una película que se atreve a parodiar las películas que en su día lo llenaron de gloria.

Ver El último gran héroe es sumergirse en el sueño que todos hemos tenido alguna vez de niños, vivir en carne y hueso una película con nuestro héroe favorito y protagonizar junto a él las mayores aventuras, y de hecho esa es la esencia de esta película, cine dentro del cine, un viaje por las entrañas de aquellas cintas de acción de los 80 que muchos tuvimos la ocasión de disfrutar y que tantos buenos momentos de entretenimiento y diversión nos proporcionaron. Y todo esto, se refleja en El último gran héroe sin renunciar a su claro objetivo de ser otra película de evasión más que, sencillamente, juega a autoparodiarse; de hecho, ¿quien mejor que el propio McTiernan para atreverse a parodiar el cine que tan bien conoce?
La cinta de McTiernan tambien intenta dar homenajear, recurriendo de nuevo al “meta-cine”, al “personaje” como tal, aquel gran olvidado bajo el nombre del actor en los créditos, del que nos hemos llegado a enamorar, hemos querido como un amigo o hemos odiado a rabiar. Además funciona también como una representación de las diferencias entre el mundo real donde el tedio y las limitaciones las impone la propia realidad, y la magia del cine, donde cualquier cosa puede ocurrir y la emoción y acción están aseguradas.

Y me parece que con esto ya he enumerado suficientes razones como para tener en cuenta entre las películas de la década de los 90 a El último gran héroe. Un resumen a modo de parodia de lo que fue nuestro querido (para algunos) gran cine de acción de los 80.